BERRUHET : “EL PROBLEMA DEL CAMPO ES POLÍTICO”

 

El presidente de la Cooperativa Agrícola, Ganadera y de Servicios Públicos Aranguren Limitada (Coopar), Felipe Berruhet, analizó el escenario político y el impacto que tendrá en las políticas hacia el sector agropecuario el próximo gobierno. “Debemos estar atentos a la política en los próximos meses, porque determinará el futuro del sector”, aseguró a AIM.

Los productores agropecuarios atraviesan en la actualidad una crisis “conformada por la suma de un Gobierno Nacional incapaz de encontrar solución a los problemas económicos, y la incertidumbre por la posibilidad de un Gobierno político que genera más preocupaciones que certezas. Debemos ser conscientes que las perspectivas electorales marcan la macroeconomía y el futuro de las políticas agropecuarias y del país”, indicó Berruhet.

Las preguntas que el sector agropecuario “debe hacerse ante la posibilidad de un retorno del modelo kirchnerista, con las mismas figuras, ideas y métodos coercitivos de acción, es si quiere volver a retenciones e impuestos crecientes para pagar más gasto público y corrupción. Me pregunto si existe interés en el campo por sumarse a frenar este escenario muy probable, si está dispuesto a disputar bancas en el Congreso nacional o si dejará, otra vez, espacios vacíos en manos de quienes después los usarán en contra del país”, dijo a esta Agencia el cooperativista.

“Me pregunto si podría ganar Juntos Somos el Cambio frente a la fórmula Frente de Todos, que integran Alberto Fernández junto a la ex presidenta Cristina Fernández, activa y unida ahora al líder de Alternativa Federal, Sergio Massa, mientras el actual presidente, Mauricio Macri tiene un 50 por ciento de imagen negativa, y que, si no cambia el rumbo, repetirá los mismos errores que hasta ahora”, apuntó.

Imposibilidad para resolver conflictos

Ante ese escenario, el contador explicó que “tenemos superávit de la balanza comercial y del sector primario, pero desde el punto de vista económico padecemos de imposibilidad para resolver conflictos. Para el campo, a mi entender, cualquiera de los candidatos representan un problema. La fórmula Consenso Federal 2030, que lleva a Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey, tranquilizará la política pero irá por la renta. Al sector agropecuario le pondrá un dólar a 100 pesos pero las retenciones serán de 85, pero si gana la fórmula Fernández-Fernández, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que tiene una ancestral antinomia con el campo, el problema será más grave porque ella saldrá a la caza”.          

“Esto generará más conflicto que le ineficiencia del Gobierno de Mauricio Macri y por esa razón, debemos estar atentos a la política en los próximos meses, porque determinará el futuro del sector”, aseguró.

En 2008, el campo se dio cuenta que podía ser importante las decisiones políticas en lo económico: “Fue en la época de la Resolución 125, nombre con la cual pasó a la posteridad, una referencia histórica en sí, que no precisa aclaración ni explicación; una resolución administrativa que modificaba una escala de alícuotas en un impuesto determinado, y que se convirtió en el emblema de una movilización generalizada del sector rural argentino, acompañado de todo el interior productivo”.

El campo debe jugar en las elecciones

La campaña para las elecciones presidenciales de octubre toma cada vez más temperatura, mientras, lamentablemente, seguimos siendo el sector que pone y no recibe nada a cambio: “Mientras el Estado castiga al campo con más impuestos, y cuando el costo impositivo es uno de los mayores que tiene que asumir el sector agropecuario, la pequeña y mediana empresa, y la agroindustria, en cooperativas, más que nunca, el sector debe estar atento a las fórmulas que competirán en octubre”.

Cada uno de nuestros protagonistas debe preguntar a los postulantes qué harían para cambiar la situación del agro y cuál será la política agropecuaria, en el caso que accedieran a la Presidencia de la Nación Argentina. “El país necesita estrategias de mediano y largo plazo. ¿Tendrán propuestas sectoriales? ¿Cómo se discuten? ¿Cómo se instrumentan?¿Cómo se recupera la competitividad del agro? ¿Los costos de los insumos se adecuarán a los de nuestros competidores? Y luego, la tan mentada estabilidad tributaria, porque hoy más que nunca, la producción requiere estabilidad y previsión tributaria”, remarcó. “A mi humilde entender, esas son solo algunas de las preguntas sobre las cuales debemos tener respuestas por anticipado. Y recordar que, aunque no haya políticos que trabajen abiertamente para el campo, siempre habrá quienes inclinarán medianamente la balanza a nuestro favor, comprendiendo que el campo tiene la llave para sacar al país de la pobreza, mientras otros se encarnizarán y marcharán a la caza del sector agropecuario”, aseguró.

Ficha técnica

 
Fecha de publicación: 20 de junio.
Despacho: Segundo envío.

Hipervínculo: https://www.aimdigital.com.ar/berruhet-el-problema-del-campo-es-politico/

 
 
La reproducción parcial o total de esta información es libre y gratuita. AIM no se responsabiliza por la alteración de las producciones o discursos por parte de terceros.
[Registro DNDA N° 5250739] [ISSN N° 2451-8115]