Regresar

 

EL GOBIERNO QUIERE PERO NO PUEDE: LA JUSTICIA FALLA A FAVOR DE LOS MATERNALES

 

  La Justicia de la Ciudad de Buenos Aires dio lugar a la cautelar y ordenó al Gobierno que procese la apertura inmediata de la inscripción de vacantes para niños de 45 días a un año de edad (sala de lactario) en la escuela infantil de Ramos Mejía, expresó a AIM el miembro de Observatorio Infancia Eduardo Bustelo y de la Asamblea por la Infancia y Adolescencia de la Ciudad (Apiaba), José Machain, quien añadió que “la lucha sirve” y “deberán cumplir la medida dentro de los cinco días, contando a partir del 1 de marzo”.


El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires tendrá hasta el 6 de marzo inclusive para resolver la apertura del lactario en Ramos Mejía, tras la decisión de la Justicia de acatar la cautelar ordenada por la comunidad familiar y educativa.

Cabe recordar también que, días atrás, el Gobierno “quedó expuesto en sus contradicciones, dónde solo argumentó problemas edilicios inexistentes, y que el Juez López Alfonsín se dispuso a verificar personalmente”, especificó Machaín.

En ese sentido, la Justicia indicó que tras la visita realizada, “no se desprende una falencia estructural del edilicio que impida la apertura de la sala de lactantes para el presente ciclo”.

Cabe recordar que el 4 de diciembre pasado, el ministerio de Educación porteño publicó la resolución 3968/2018 que oficializa el cierre del jardín del hospital Ramos Mejía y establece la mudanza.

“Este se trata de un caso testigo del ataque al Nivel Inicial (sobre todo de cero a tres años) que el PRO pretende llevar adelante contra las escuelas públicas infantiles”, denunció el referente.

El lactario “es una acción de la comunidad educativa de la Ciudad para garantizar el derecho a educación pública gratuita y de calidad desde los 45 días como lo consagra la Constitución”, explicó a AIM.

Escenario

En octubre pasado, en la Ciudad de Buenos Aires, faltan por lo menos 17.000 vacantes en la escuela pública, situación que se agrava año a año y especialmente en el área de jardines maternales e inicial. En este contexto el Gobierno de la Ciudad decidió cerrar tres salas de la escuela infantil seis del Distrito Escolar Seis. Los afectados son el lactario, la sala de deambuladores -bebés de un año- y sala de dos. El edificio funciona en Venezuela 3158, en el hospital Ramos Mejía, del barrio de Balvanera.

El jardín funciona hace tres décadas y muchos de sus alumnos son hijos de trabajadores del Ramos Mejía. Nueve docentes quedan si trabajo por esta decisión que ataca a familias trabajadoras y sus hijos en un barrio humilde del sur porteño.

Según el comunicado de la Asociación Cooperadora de la Escuela, las autoridades anunciaron el cierre definitivo de la sala Lactario a partir del año próximo, y de las salas de uno y dos años en 2020 y 2021. Las salas fueron refaccionadas después de los daños causados por una tormenta en abril pero, aunque la obra ya terminó, el ministerio decidió que sigan vacías.

 

           

Ficha técnica

 
Fecha de publicación: 4 de marzo
Despacho: Segundo envío.
Hipervínculo: https://www.aimdigital.com.ar/el-gobierno-quiere-pero-no-puede-la-justicia-falla-a-favor-de-los-maternales/
 
 
La reproducción parcial o total de esta información es libre y gratuita. AIM no se responsabiliza por la alteración de las producciones o discursos por parte de terceros.
[Registro DNDA N° 5250739] [ISSN N° 2451-8115]