PARANÁ APUESTA A LA ERRADICACIÓN DE LA VIOLENCIA Y LA EMANCIPACIÓN DE LA MUJER

La Municipalidad de Paraná tiene una clara política de Estado para combatir la violencia de género y promover vínculos saludables. “Hay una gestión que le da muchísima atención al tema de la mujer formando a jóvenes y adultos, garantizando derechos a las mujeres, conteniendo a las víctimas y dando herramientas para su emancipación”, aseguró la subsecretaria de la Mujer de la Municipalidad de Paraná, Graciela Mántaras. Además, el Estado local es el primero en Entre Ríos en tener un programa de Género y Masculinidades.

La Subsecretaría “tiene tres ejes de trabajo: mujer, violencia y hombre”, contó la funcionaria, quien aclaró que “si bien con el devenir de la gestión se fueron repensando, esos son los lineamientos sobre los que se trabaja”.

En ese marco, precisó que en el área de Prevención se realizó la campaña de prevención contra el acoso en el transporte público; delinean y llevan adelante charlas y talleres en escuelas secundarias con el Programa de Detección y Prevención de Violencia en los Noviazgos, que contiene los lineamientos de contenidos de la Ley de Educación Sexual Integral (ESI); y, a la par, se trabaja en la línea de la detección temprana por lo que se instalaron Puntos Mujer y se tejió una Red de detección temprana de la violencia.

Al respecto, explicó que los Puntos Mujer, “son espacios interdisciplinarios (abogada y psicóloga) donde se pueden realizar consultas no sólo por cuestiones de violencia sino otros temas sobre su vida (que pueden ser hijos, cuota alimentaria, u otros), donde hay un acompañamiento de la psicóloga y la abogada”. Precisamente, en ese espacio se atienden consultas de mujeres en distintos puntos de la ciudad: CIC Este, la posta sanitaria del barrio La Milagrosa, se instaló uno en la comisaría de Bajada Grande y se acordó con la Departamental de Policía ir abriendo paulatinamente lugares de consultoría en comisarías donde hay mayor índice de denuncias por violencia.

También, “se tejió una Red de Detección Temprana de la Violencia, donde se capacitó a peluqueros, manicuras y otros profesionales donde concurren mujeres para que tengan las herramientas que les permite detectar casos de violencia de género y poder abordar desde ahí las situaciones”. Asimismo, en la Red “se sumó a más de 300 empleados de jardines maternales municipales, quienes fueron recibiendo capacitación y disponen de información, folletería y revistas”.

“La idea es que quien detecte alguna situación de violencia pueda dar una tarjeta de la Subsecretaría para que nos contacte y así tener un abordaje intentando no llegar a tener que abordar la situación de la violencia cuando está consumada en grado grave o gravísimo”, contó Mántaras.

En ese marco, se trabaja articuladamente con la justicia: “Se rubricó un convenio de colaboración mutua que firmó el intendente Sergio Varisco con autoridades del Poder Judicial, que abrió las puertas para estar todos conectados para poder generar trabajos en conjunto y tener un trabajo más rápido y ágil para cuando se necesita la pronta respuesta para las mujeres”.

“A su vez, se retomó lo que venía haciendo la gestión anterior con la asistencia a las mujeres víctimas de violencia, que es lo que seguimos haciendo dentro de la subsecretaría de la Mujer con los equipos técnicos y sostenemos fuertemente que para abordar el tema de la violencia tenemos que trabajar en la prevención y la concientización”.

Derechos laborales, emancipación económica y vivienda digna

Por otro lado, la Municipalidad apuesta fuertemente a garantizar los derechos de las mujeres a la vivienda, la educación sexual y reproductiva y a la formación laboral, por lo que “se impulsó mediante una Ordenanza del Municipio el otorgamiento del diez por ciento de lotes o viviendas para mujeres para mujeres víctimas de violencia, en los casos en los que la municipalidad tenga intervención, no importa si los fondos son municipales, provinciales o nacionales”.

Asimismo, “se acompaña un proyecto de una escuela de oficios de la Municipalidad, donde sumamos todo lo que pueden ser oficios posibles o de interés para las mujeres, para que puedan tener un trabajo y una vivienda, porque la permanencia en un vínculo violento, en casi todos los casos, está ligada a cuestiones económicas y que no tiene a dónde ir y con estas herramientas la mujer tiene otras opciones”.

Además, destacó que desde 2017 hay una Ordenanza que establece la licencia por violencia de género para las empeladas municipales, que es una licencia que cubre seis meses continuos o discontinuos.

También subrayó que “se amplió la licencia por maternidad y paternidad para empleados municipales”.

Género y masculinidades

Dentro de este contexto, la Municipalidad tiene un programa de Género y Masculinidades, “que implica concientización y difusión de la violencia masculina mediante charlas y talleres que, además, tiene un grupo de abordaje a hombres que ejercen violencia, ese grupo funciona desde los últimos meses del año pasado y tiene un resultado enorme en los resultados que se ven el proceso de los hombres que forman parte del grupo”.

En ese sentido, la psicóloga aseguró que trabajar con los hombres en la modificación de sus conductas violentas también es trabajar por los derechos de las mujeres y por una convivencia armónica entre los géneros.

 
           

Ficha técnica

 
Fecha de publicación: 1 de enero.
Despacho: Segundo envío.
Hipervínculo : http://www.aimdigital.com.ar/parana-apuesta-a-la-erradicacion-de-la-violencia-y-la-emancipacion-de-la-mujer/
 
 
La reproducción parcial o total de esta información es libre y gratuita. AIM no se responsabiliza por la alteración de las producciones o discursos por parte de terceros.
[Registro DNDA N° 5250739] [ISSN N° 2451-8115]