DOCENTES CUESTIONAN LA “INSUFICIENTE” ACTUALIZACIÓN SALARIAL QUE OTORGÓ EL GOBIERNO

 

  La agrupación Rojo y Negro, 1° de mayo de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) criticó el reajuste de 1,3 por ciento que pagó el gobierno a los trabajadores de la educación, ya que consideraron que la actualización debería haber sido del 14, 6 por ciento en 2018. El gobierno “debe pagar ya el 14,6 por ciento de atraso salarial 2018 y llamar a discutir salario inmediatamente y no especular con el comienzo de clases”, dijeron a AIM.

Tras doce meses de lucha, el gobierno de Gustavo Bordet pagó el 1,3 por ciento acordado en el ámbito paritario, “porcentaje que fue el atraso del salario docente respecto a la inflación oficial durante el 2017”, dijeron desde la principal agrupación combativa de la Agmer que conduce la seccional Paraná.

En ese sentido, precisaron que el retroactivo, liquidado recién hace unos días, “no es significativo si consideramos la situación salarial actual. De todos modos, es importante destacar este pago no sólo porque correspondía, dado su carácter de compromiso paritario -el gobierno se había acostumbrado a incumplir estos reajustes por inflación acordados en este ámbito, cuya letra tiene fuerza de Ley-, sino porque que en 2018 ese mismo atraso entre salario e inflación oficial ya no es del 1,3 por ciento sino del 14, 6”.

“La semana próxima con el sueldo de enero, una maestra sin antigüedad cobrará $ 15291. En realidad, si el gobierno cumpliera con el acuerdo paritario, ella debería cobrar alrededor de $ 17000”, detallaron. Ante ese escenario se preguntaron: “¿Bordet tardará otra vez un año en pagarlo? ¿O piensa pagarlo en cuotas cuando el Indec midió esa inflación hace un mes, en diciembre del año pasado?”.

El gobierno anunció a través de la prensa que convocará a los sindicatos, pero no precisó ni cuándo ni para qué: “La provincia debe informar de inmediato (a lo sumo, en esa reunión) la fecha de la complementaria con la cual cumplirá los compromisos asumidos en la negociación del año pasado. Debe hacerlo ya, no sólo para honrar el acuerdo sino, para que ese 14,6 por ciento no siga devaluándose lejos de los bolsillos docentes y porque, de no hacerlo antes de la próxima negociación, toda propuesta salarial tomará como monto inicial los salarios desactualizados”.

“Ya hemos padecido la terrible experiencia de tener un gobernador más enfocado en su campaña que en los problemas de los entrerrianos. El peso de la inflación y del atraso salarial consecuente no sólo atraviesa a los trabajadores que dependemos de nuestro sueldo para vivir, también afecta terriblemente a los circuitos económicos a los que acudimos, a los comercios de barrios, a los productores de bienes de consumo básico con los que convivimos diariamente”, indicaron.

 

           

Ficha técnica

 
Fecha de publicación: 1 de febrero
Despacho: Segundo envío.
Hipervínculo: https://www.aimdigital.com.ar/35091-2/
 
 
La reproducción parcial o total de esta información es libre y gratuita. AIM no se responsabiliza por la alteración de las producciones o discursos por parte de terceros.
[Registro DNDA N° 5250739] [ISSN N° 2451-8115]